VIOLENCIA EN LA LIGA PAMPEANA DE FUTBOL : " Si yo elegí ser árbitro, no elegí ser basureado, insultado, agredido o menospreciado

A raíz de la suspension del Futbol de la liga pampeana por el justo reclamo de los Árbitros Nicolas Aguirre...
sábado, 12 de agosto de 2017 · 06:55:00 p.m.

 arbitro local?  envio un carta del lector manifestando sus sensaciones al respecto:

 

"Un país que afronta una cruda realidad, un hecho de violencia cada un par de horas.

Muchas posturas al mismo tiempo, mucha gente hablando de distintos casos; todos referidos a un mismo tema. LA VIOLENCIA...

Una palabra que cada día mancha más a una sociedad que está cansada de tener que soportarla, sin saber cómo escapar de la misma..

Yo hoy, la miro desde adentro de las canchas. Las mismas que tengo que visitar sábados y domingos, para intentar llevar adelante un juego (imponiendo reglas y resguardando la integridad de las mismas, para que se cumplan como debe ser). Para nosotros es un trabajo, tan digno y respetado (por nosotros mismos) como el de un oficinista, un mecánico, un barrendero, un gerente o un futbolista. 
A las canchas no voy solo, me acompañan 2 y a veces 3 personas que son colegas, amigos, e inclusive familia, con los que afronto cada partido, junto con 22 jugadores dentro del terreno de juego, 2 cuerpos técnicos, unos cuantos suplentes y unas decenas, cientos, o miles de espectadores (donde estos últimos se encuentran detrás de un vallado olímpico que "nos resguarda").

Un juego que debería ser una diversión, el deleite de aquellos fanáticos que acompañan a su club y el placer de los todos los participantes del mismo, se mancha... 
¿Por quien? Por la antes nombrada VIOLENCIA. 
Tenemos que soportar muchísimos agravios de parte de esa gente que se encuentra detrás del vallado, desde insultos, hasta escupidas y amenazas. Lamentablemente estoy expresándome como debe ser... DEBEMOS SOPORTAR. 
----------------------------------
-"Cuando agarras las tarjetas y el silbato, o el banderín sabes que esto viene con eso".

-"Tenes que hacer como que no existen".

-"Esto es así, siempre lo fué, y lo seguirá siendo".
----------------------------------
¿Por qué!? Si yo elegí ser árbitro, no elegí ser basureado, insultado, agredido o menospreciado... 
Un insulto, por un error, lo acepto. 
Pero también ellos deben aceptar que es todo en un instante, que soy humano y que errar está en mis posibilidades. 
Durante toda la semana me preparo para el sábado y el domingo, leo el reglamento del juego, tengo clases instructoras, corrijo errores y charlamos jugadas, o cosas que pasan en la cancha con gente igual o más capacitada que yo, y me entreno duro, para poder hacer un mejor trabajo fin de semana, a fin de semana.

Mis compañeros y yo no merecemos nada de lo que sucede, de todas maneras intentamos ser tolerantes para darle fluidez a un deporte que es muy lindo en verdad.
Pero todo tiene un limite. Cuando la violencia se torna intolerable es en el momento que lo verbal se vuelve físico.

Más de un árbitro o asistente en su vida recibió golpes de puño, patadas, o fué alcanzado por "algo" que lanzaron desde la tribuna.. 
Mucha gente no mide que al tirar un objeto hacia nosotros, pegarnos un golpe de puño o una patada corre peligro nuestra vida (total, con eso se saca la calentura de un fallo mal cobrado, un gol anulado, o una tarjeta de más).

Que lástima en verdad que el fútbol haya dejado de ser un juego para convertirse en "esto" (lo digo así en verdad, porque no encuentro palabras que lo describan).
No vamos a esperar a que uno termine cuadriplejico, o peor aún, muerto para poner un freno a la violencia en contra de los Árbitros. 
Reflexionen al respecto todos aquellos que de una u otra forma son partícipes del deporte, y acompañen nuestro esfuerzo por decir BASTA A LA VIOLENCIA EN LAS CANCHAS Y BASTA A LA VIOLENCIA CONTRA LOS ÁRBITROS!

LA UNIÓN HACE A LA FUERZA!!!!
Asociación de Árbitros General Pico!"

9
13
8%
Satisfacción
16%
Esperanza
20%
Bronca
24%
Tristeza
4%
Incertidumbre
28%
Indiferencia

Comentarios (0)

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.