Se cortó el pene y los testículos: acabó teniendo el mejor sexo de su vida

Detalles impactantes.
miércoles, 08 de mayo de 2019 · 10:33

Trent Gates, un joven estadounidense de 23 años de edad, se sometió a un procedimiento de nulificación genital de manera poco ortodoxa, pues utilizó instrumentos caseros y él mismo llevó a cabo la extirpación de sus órganos reproductivos.

 

En entrevista con el medio británico Metro, el joven contó que únicamente utilizó un cuchillo de cerámica para retirar de su cuerpo los testículos y el pene. Durante el proceso, adormeció sus genitales utilizando agua helada y tomando analgésicos regulares para contrarrestar el dolor.

Según su testimonio, el proceso mediante cual realizó esta modificación corporal se llevó a cabo en dos fases. La primera fue en abril de 2016, cuando se cortó los testículos en su propio apartamento. La segunda fue ocho meses después en una habitación de hotel en Carolina del Norte, donde amputó su pene.

Gates. Se autodefine como una especie de "andrógino".

Durante esta segunda fase, Gates contactó a una persona que aceptó llamar a una ambulancia si sufría una emergencia médica. En ambas ocasiones, se trasladó de inmediato a un hospital, donde un cirujano lo cosió y le dio medicamento.

"Utilicé un cuchillo de cerámica porque es más afilado que el acero y menos bárbaro. Lo desinfecté todo de antemano con alcohol. Tomé todas las precauciones. No tuve ninguna infección. Fui al hospital justo después. Honestamente, no tuve ningún problema con el dolor. Usé un poco de agente adormecer, un poco de lidocaina y tomé cinco miligramos de oxicodona que me recetaron cuando me extirpé los testículos", sentenció Gates.

 

Luego de las cirugías caseras, el joven estadounidense habló con un equipo de salud mental sobre su decisión. Al respecto recordó lo siguiente:

"Realmente no lo sentía parte de mí. Estába en la línea de ser transgenero pero no del todo. No tengo deseos de ser mujer. Es una especie de punto medio entre los dos, un andrógino".

Trent se ha descrito a sí mismo como una persona no binaria que se siente atraída sexualmente por los hombres. Pero no le gusta el pronombre "ellos" y dice que se siente más hombre que mujer.

Gates se inspiró en un famoso hombre, conocido como Gelding, que se sometió al mismo procedimiento. Gelding es el nombre en inglés que se le da a la castración de equinos.

Gelding. La inspiración de Gates.

"Encontré algunas fotos cuando estaba en la escuela secundaria y desde que tuve 15 años quise hacerlo. Fue ver la foto y decir 'ese soy yo'", explicó.

 

Según recuerda, la herida de los testículos tardó un mes en curarse, mientras que el área del pene se recuperó en tres semanas. En esa zona, insertó un catéter durante varios días para asegurarse que había un orificio a través del cual podía orinar.

Respecto a su vida sexual, reveló que ahora disfruta más del sexo que antes y ha descubierto que sus orgasmos se han vuelto mucho más intensos. "La primera vez que tuve sexo después de la extirpación casi me desmayé (…) fue tan intenso", declaró para el medio inglés.

Trent dice que su novio y sus padres aceptan plenamente sus genitales modificados. Aunque no le ha contado a sus tres hermanos menores sobre las improvisadas cirugías.

Gates en un festival gay.

Tanto sus abuelos como sus bisabuelos entendieron la elección de vida que hizo, aunque si hubo un conflicto con su madre derivado de que Gates decidió almacenar el el congelador familiar su pene. Aunque no dio detalles de esta situación, aclaró que se terminó desechando.

 

Trent no se siente arrepentido de sus acciones, por el contrario, aseguró que la modificación corporal le ayudó a superar la depresión que lo llevó a intentar suicidarse varias veces mientras estaba en la escuela.

"Me siento más feliz. Me siento más yo. En cierto sentido me siento más libre. Es un poco difícil de describirlo", concluyó.

12
4%
Satisfacción
8%
Esperanza
12%
Bronca
24%
Tristeza
8%
Incertidumbre
44%
Indiferencia

Comentarios