Se sacó selfie con su amigo poco antes de enterrarlo vivo

El escalofriante hecho ocurrió en el Reino Unido. Un mecánico golpeó en la cabeza a su empleado y lo dejó moribundo en una fosa. Murió tras agonizar 17 días en el hospital.
sábado, 09 de marzo de 2019 · 00:40

El asesino, la víctima y la novia del criminal, poco antes del brutal hecho.

La inquietante imagen del aprendiz de mecánico Darren Bonner, de 24 años, junto a su jefe asesino Richard Spottiswood y su novia Lucy Burn, fue tomada durante el fin de semana previo al fatal descenlace. Poco después, Spottiswood, de 34 años, le tendió una emboscada a Bonner: lo nockeó y lo enterró vivo.

Bonner no murió en el acto: un excursionista que pasaba por un sendero cercano a la precaria tumba creada por el asesino, escuchó a la víctima luchando por su vida y lo sacó a la superficie. Pero el joven ya había sufrido un daño cerebral irreversible: murió 17 días después en el hospital.

Darren Bonner agonizó 17 días.

La muerte de Bonner abrió una investigación que desentramó el porqué del crimen. Spottiswood, de South Shields, una localidad cercana a Newcastle, dirigía una red de narcotráfico y creyó erróneamente que Bonner había traicionado su operación a un comerciante rival. El asesino fue encarcelado de por vida por el crimen, mientras que la novia de él fue encarcelada durante 30 meses, aunque absuelta de asesinato.

Tras conocerse la condena, la novia de la víctima, Donna Churchill, habló por primera vez sobre la tragedia. “Todo fue desgarrador, pero esa imagen escalofriante de ellos casi me mata. Me sentí mal del estómago al verlo. Darren se veía absolutamente pequeño al lado de su gran jefe. Mi Darren no tuvo ninguna posibilidad contra él esa noche", dijo acongojada.

Richard Spottiswood fue sentenciado a perpetua.

"Nunca me gustó la forma en que Spotty trataba a Darren y nunca entendí realmente por qué Darren se mantuvo involucrado con él o continuó trabajando como aprendiz de mecánico en el garaje que poseía Spotty. Le habló como si fuera tierra y le dio todos los trabajos horribles que no quería hacer él mismo ", detalló. 

La señorita Churchill dijo que ella y Darren tuvieron una discusión sobre el agresor poco antes de que lo asesinaran. "Cuando conocí a Spotty, lo odiaba instantáneamente, así que le pedí a Darren que regresara a mi casa donde sentía que pertenecía. Pero Darren me dijo que no podía, y sus ojos estaban llenos de tristeza. Sabía que le temía a Spotty pero no podía entender por qué. Algo lo estaba frenando", relató.

Donna Churchill estuvo 30 meses detenida.

El caso

El asesinato ocurrió en julio de 2017 en Cresswell Towers Caravan Park, Reino Unido. En ese momento se produjo una "acalorada discusión" durante el cual Spottiswood ahogó a Bonner y luego creyendo que estaba muerto, lo cargó en la parte trasera de una camioneta antes de arrojarlo a la tumba poco profunda que había cavado cerca.

En esta tumba enterraron viva a la víctima.

La víctima fue encontrada tendida en posición fetal con una amplia marca de ligadura alrededor de su cuello y su cuerpo estaba cubierto de moretones, rasguños y 12 golpes de un "arma en forma de vara" en su espalda. La señorita Churchill dijo que comenzó a sentirse incómoda dos días después de que Darren emprendiera el viaje poco antes de descubrir la verdad.

"Simplemente no puedo comprender las circunstancias en las que lo habían descubierto", dijo. "Parecía tan enfermo imaginar que lo habían enterrado vivo. Lo trataron como a un animal", agregó. Spottiswood, quien negó el asesinato, dijo al tribunal que había matado a Darren en defensa propia, pero ordenándole que cumpliera un mínimo de 22 años en la cárcel, el juez Stephen Ashurst le dijo: "El Sr. Bonner murió de una muerte prematura, violenta e indigna"

"Quería encajar y pertenecer. Fue muy querido y ansioso por el futuro, pero por tus acciones, fue privado a tan temprana edad de hacer algo de su vida ", contó la mujer. 

0%
Satisfacción
10%
Esperanza
15%
Bronca
65%
Tristeza
5%
Incertidumbre
5%
Indiferencia

Comentarios