Bolsillos vacíos: los salarios cerraron el 2023 muy por debajo de la inflación

El poder adquisitivo de los empleados en blanco registró un desplome real del 13,4% mensual en diciembre del año pasado y de 16,6% en el acumulado 2023. Hacia adelante, las paritarias intentarán compensar esa brecha
lunes, 12 de febrero de 2024 · 09:37

El salario de los trabajadores en blanco cayó un 13,14% real en diciembre, mes en el que, producto de la devaluación, la inflación tuvo un salto del 25,5%. En el total 2023, el derrumbe fue del 16,6% real. Por lo tanto, los datos revelados por el Indec, volvieron a plasmar el deterioro en del poder adquisitivo de los sueldos, mientras el Consejo del Salario se reunirá este jueves para actualizar el Salario, Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) que se mantiene en $156.000 desde septiembre del año pasado. Según la variación en los ingresos calculada por el Ripte, se trata de la mayor caída real desde la salida de la convertibilidad. 

 

El Indec difundió su Índice de salarios que destacó una suba nominal del 8,9% mensual y 152,7% interanual para el global de los trabajadores, mientras que para los empleados en blanco la suba fue del 9% nominal mensual y de 159,5% nominal interanual. Los ingresos del sector privados crecieron un 11% y los del público un 5,5%, ambos nominales durante el último mes del año. 

 

Estos datos reflejaron que en la comparativa con la inflación del 25,5% de diciembre y del 211,4% interanual, la capacidad de compra de los salarios se redujo un 13,4% real mensual y un 16,6% real respecto de diciembre 2022 para los trabajadores registrados: las caídas reales fueron de 11,5% mensual y 14,8% anual en el sector privado, y de 15,9% mensual y 20,2% interanual en el sector público. 

El panorama es más complejo si la suba se la compara con el aumento de los alimentos, uno de los principales componentes en el gasto de consumo. La consultora ACM detalló: "El salario real del sector privado registrado presentó una caída del 24,5% interanual comparado con la inflación específica de alimentos. Un desempeño mucho menos favorable". 

Los primeros meses de 2024 no parecen mostrar un alivio en los bolsillos, sino un ajuste que persistirá con aumentos sobre todo en salud, transporte y combustible. Además, en el mercado crece la expectativa por una próxima devaluación que vuelva a apreciar el dólar oficial. 

El próximo miércoles se conocerá el dato de inflación de enero de 2024 y la consultora LCG calculó que el índice rondará el 20% con una leve desaceleración respecto del mes anterior "que el Gobierno parece estar ponderando en exceso". "No vemos un sendero de desinflación tan auspicioso como el que prevé el Gobierno al esperar registros de un dígito en abril. Nuestra proyección se sostiene en niveles en el entorno de 20% mensual hasta marzo y probablemente demande una nueva corrección del tipo de cambio oficial para evitar terminar de erosionar la ganancia de competitividad lograda con la devaluación de diciembre", destacó.

En esa línea, el director de Analytica, Claudio Caprarulo, alertó por la recesión y contracción de la actividad económica como una de las caras de la inflación y caída los salarios. "Distintos indicadores como la recaudación de IVA, la producción de autos y el consumo de cemento dan cuenta que la actividad siguió resintiéndose en enero. Es un resultado esperable ante el salto en la inflación y la fuerte caída en el poder adquisitivo de las familias, por caso el salario registrado privado cayó en diciembre 11% respecto a noviembre", explicó el analista.

 

SMVM: se reúne el Consejo del Salario 

Al otro día de conocerse el IPC del Indec, jueves 15 de febrero, se celebrará el primer Consejo del Salario de la Presidencia de Javier Milei para poder definir un nuevo piso salarial, actualmente fijado en $156.000. En este marco, la CGT anticipó que pedirá un aumento del 85% del SMVM. La convocatoria al Consejo "es un ámbito de diálogo a los fines de recuperar en algo el poder adquisitivo de los sectores más empobrecidos", expresó la central obrera. 

 

Por su parte, la Secretaría de Trabajo informó el pasado miércoles que la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) subió durante diciembre 8,3%, por debajo de la inflación del 25,5%, lo que implicó una caída del 19,9% interanual en términos reales. Según el economista Salvador Vitelli, "en moneda constante, significa volver a salarios de julio de 2005. Es la mayor caída real interanual desde marzo de 2003 (post-salida convertibilidad)".

F; BAE Negocios 

 

Comentarios