LA PAMPA: El STJ confirmó la condena al exfiscal Romero Oneto por filmar a menores

El Superior Tribunal de Justicia...
viernes, 14 de septiembre de 2018 · 09:58

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) rechazó un recurso de casación y así confirmó una condena a tres años y seis meses de cárcel al exfiscal de Investigaciones Administrativas, Enrique Romero Oneto, por haber colocado una cámara espía y haber filmado a amigas de su hija, de entre 13 y 14 años, cuando iban al baño, según el fallo al que accedió Diario Textual.

 

El exfuncionario -quien tuvo que renunciar a su cargo en 2007, en medio de una denuncia por cobro de coimas en el Acueducto del Río Colorado- fue condenado como autor material y penalmente responsable del delito previsto en el artículo 128, primer párrafo, primer apartado del Código Penal referido a “producción de imágenes que involucran a menores de 18 años, con representación de sus partes genitales con fines predominantemente sexuales”, como delito continuado.

Romero Oneto fue condenado el 23 de noviembre de 2017 por la Audiencia de Juicio de Santa Rosa, conformada por los jueces Daniel Sáez Zamora, Carlos Besi y Alejandra Ongaro. Ese fallo fue ratificado el 17 de mayo de 2018 por los jueces de la Sala B del TIP, Fernando Rivarola y Mauricio Piombi. Y ahora, en un fallo del 28 de agosto al que accedió Diario Textual, el STJ confirmó la sentencia. Se espera que ahora apele ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Si la sentencia queda firme, irá a la cárcel.

Según han dicho los jueces, el exfiscal “grabó mediante la utilización de una cámara ‘reloj de mesa espía’, colocada en el baño que conformaba la habitación en suite de la vivienda que alquilaba, seis videos que involucraron” a menores de 13 y 14 años.

Las fechas de las grabaciones fueron el 5, 6 y 11 de enero de 2016 en diferentes horarios. La cámara espía estaba conectada a la computadora del imputado: los videos eran enviados a la carpeta “Armas 2015”.

La defensora oficial Paula Arrigone, al ir en casación al STJ, adujo que existió una actividad procesal defectuosa, una errónea valoración de la prueba reunida durante el juicio oral y que la sanción debió ser en suspenso. Lo mismo había planteado ante el TIP.

Romero Oneto fue designado fiscal de Investigaciones Administrativas en 2004. Fue el primer titular de ese organismo. Pero en 2007 tuvo que renunciar porque ya estaba en marcha un juicio político que terminaría con su destitución por una denuncia penal del juez Carlos Jorge por el cobro de coimas en la obra del Acueducto del río Colorado: Romero Oneto cobró 59 cheques extendidos por el ingeniero Carlos Opezzo a quien debía controlar.

 

Finalmente en 2014 fue enjuiciado por ese caso. Romero Oneto, junto a Carlos Opezzo, fueron condenados a tres años de prisión por las coimas cobradas durante la construcción del acueducto. Sin embargo, en noviembre de 2015 los exfuncionarios fueron sobreseídos por el Tribunal de Impugnación Penal porque se determinó que la causa había prescripto. De esa manera no fueron a la cárcel.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
80%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.