Aun no determinaron cómo dos pampeanos se contagiaron de leptospirosis

Las autoridades del Ministerio de Salud de La Pampa...
martes, 05 de febrero de 2019 · 00:10

Las autoridades del Ministerio de Salud de La Pampa aún no pudieron determinar cómo se contagiaron de leptospirosis un albañil y un mecánico de Santa Rosa. Permanecen en el área de Terapia Intensiva, del Hospital Molas, con respiración asistida. “Tienen una evolución favorable, aunque su estado aún es delicado”, dijeron Ana Bertone y Patricia Estrella, directora y jefa de Epidemiología, en conferencia de prensa.

Las autoridades estaban alerta ante la posibilidad de que se tratara de hantavirus, a raíz de similares síntomas. Pero finalmente confirmaron el fin de semana, en un primer análisis, que se trataba de leptospirosis. Sin embargo, aún deben confirmarlo con un segundo análisis en un laboratorio de Buenos Aires.

-¿Cómo se habrían contagiado?

-Cada caso -dijo Estrella- se investiga desde los factores de riesgo que cada persona pudo haber tenido durante los días previos, pero la verdad es nunca podemos establecer un factor neto para atribuirle la causa.

Uno de los pacientes es albañil, de 47 años de edad. Estuvo de vacaciones en la zona de Caleta Olivia y Puerto Madryn. Igual no determinaron que se haya contagiado en esa zona: incluso la costa patagónica no es una zona endémica.

El otro paciente, de 50 años, tiene un taller de chapa y pintura. Se podría haber contagiado en el mismo taller, por el orín de ratas. Pero tampoco está determinado.

“Ambos pacientes están internados con respiración asistida y tienen una evolución favorable aunque su estado aún es delicado”, reiteró Estrella.  “No tienen ningún nexo entre ellos”, aclaró.

Las especialistas mencionaron que por año, de promedio, se producen unos diez casos sospechosos de leptospirosis en La Pampa. “Algunos logran evolucionar bien y no presentan complicaciones y otros, sí”, explicó Bertone.

Los pacientes permanecen internados boca abajo para evitar que se ahoguen producto de la sangre en los pulmones.

 

¿Qué es?

-La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres.

 

¿Cómo se transmite?

-El contagio se produce por el contacto directo con la orina de un animal infectado, o con agua y/o ambientes contaminados con dicha orina. Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas y arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

 

¿Cuáles son los síntomas?

-La leptospirosis se manifiesta en principio como un cuadro gripal con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad.


 

-Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.

 

¿Cómo es el tratamiento?

-El tratamiento incluye el uso de antibióticos. Es más efectivo cuando es administrado a partir de la primera semana desde el inicio de los síntomas. Dependiendo de la gravedad, puede ser oral o intravenoso. En algunos casos, el manejo de un paciente con leptospirosis grave requiere su ingreso en unidad de cuidados intensivos.

 

¿Cómo se puede prevenir?

-Evitando la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurando que los niños no jueguen en charcos o barro.

-Combatiendo los roedores –principales agentes de contagio- en domicilios y alrededores.

-Utilizando guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos.

-Manteniendo los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.

-En áreas rurales, ante la aparición de abortos en los animales de producción, es necesario consultar al veterinario. Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, guantes y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas. Usar y guantes cuando se realizan tareas de desmalezado y cosecha. Y en zonas endémicas, vacunar a los perros y las vacas.

 

 

Fuente: Diario Textual

33%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
33%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios